El pozo sin fondo – Cuentos e historias de terror y miedo

5/5 - (2 votos)

El pozo sin fondo – En un pequeño y remoto pueblo, se contaba la leyenda de un pozo misterioso conocido como “El Pozo Sin Fondo”. Se decía que este pozo tenía una profundidad infinita y que nadie que se aventurara a mirar dentro de él podía ver su fondo. La gente del pueblo creía que el pozo estaba encantado y que cualquier cosa que cayera en él desaparecía para siempre en un abismo desconocido. Por esta razón, el pozo era considerado un lugar prohibido y peligroso.

El pozo sin fondo

La curiosidad de Sara

Sara, una joven intrépida y curiosa, había escuchado las historias del pozo sin fondo desde que era niña. A pesar de las advertencias de los adultos, su curiosidad la impulsaba a descubrir si las leyendas eran ciertas.

Una noche, cuando la luna estaba alta en el cielo, Sara se dirigió al pozo con una linterna y un lazo atado a su cintura para asegurarse de no caer en su profundidad desconocida.

Cuando llegó al pozo, Sara se quedó sin aliento al ver la oscuridad infinita que se extendía ante ella. El pozo parecía no tener fin, y su mente se llenó de preguntas sobre lo que podría estar más allá de sus profundidades.

Sin embargo, su valentía la impulsó a enfrentar el misterio. Sosteniendo la linterna en alto, dejó caer una pequeña piedra en el pozo, esperando escuchar el sonido del impacto al tocar el fondo.

La sorpresa inesperada

Pasaron varios segundos, pero no hubo ningún sonido. La piedra parecía haber desaparecido sin dejar rastro. Sorprendida y decidida a obtener respuestas, Sara se ató firmemente el lazo alrededor de una roca cercana y descendió con cuidado al pozo sin fondo.

A medida que bajaba, la oscuridad la envolvía cada vez más. No podía ver nada a su alrededor, pero su curiosidad la impulsaba a seguir descendiendo.

Después de un largo descenso, Sara sintió que finalmente tocaba algo. La emoción la invadió mientras ajustaba la linterna para ver qué había encontrado en el fondo del pozo.

Para su sorpresa, se encontró en un mundo completamente diferente. Un lugar de maravillas y fantasías, lleno de criaturas mágicas y paisajes asombrosos. El pozo sin fondo no era un abismo oscuro, sino un portal a un reino oculto.

El secreto revelado

En el mundo mágico, Sara conoció a un anciano sabio que le explicó la verdadera naturaleza del pozo sin fondo. Resultaba que el pozo era una conexión con otro reino, una puerta hacia un mundo de maravillas que muy pocos habían descubierto.

El anciano le reveló que el pozo sin fondo solo podía ser encontrado por aquellos que eran lo suficientemente valientes y curiosos para buscar más allá de las apariencias.

Con su mente llena de asombro y sabiduría, Sara regresó al pueblo para contar su increíble aventura. La gente escuchó atentamente sus palabras, y la leyenda del pozo sin fondo cambió de ser un lugar prohibido y temido a uno de esperanza y posibilidades.

A partir de ese día, el pozo sin fondo se convirtió en un símbolo de valentía y curiosidad, recordándoles a todos que, a veces, mirar más allá de lo conocido puede revelar maravillas inimaginables y puertas a nuevos horizontes.

Aquí encontrarás más cuentos e historias de miedo y terror

Si te has quedado con ganas de más, puedes echar un vistazo a otros cuentos de nuestra página, o incluso te enseñamos algunos libros que te pueden resultar muy interesantes:


Descubre más desde Cuentos de miedo

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *